5 Habilidades interculturales para trabajar en el extranjero

Cada día son más las personas que deciden emigrar y emprender desde otros países diferentes a sus orígenes, cultura, costumbres y sociedad.

Es por ello que conviene conocer cuáles son las 5 habilidades interculturales para trabajar en el extranjero.

Habilidades interculturales para trabajar en el extranjero
Escrito por

Este artículo también está disponible en: English Español Deutsch Italiano Português Français Русский 日本語

Tabla de Contenidos

¿Por qué es importante desarrollar habilidades interculturales?

Emigrar a otros países jamás resulta sencillo, pero en ciertas ocasiones es más una necesidad que una alternativa.

Existen países en los que la economía, la estabilidad social, delincuencia, educación e incluso cultura no se encuentran en su mejor nivel, por lo que las personas suelen buscar naciones que ofrezcan mejores alternativas al respecto.

Muchas de las personas que desean emigrar en busca de mejores oportunidades de vida, suelen preocuparse por el idioma y enfocarse en aprenderlo fluidamente. Sin embargo, esto no lo es todo.

Cualquier persona a la que se le contrate para ocupar un puesto de carácter internacional deberá asumir el reto de aprender cosas nuevas desde diversos puntos de vista.

Negarse a esta posibilidad puede significar un fracaso o la incapacidad para adaptarse, haciendo que se generen pérdidas económicas o de otra naturaleza.

Por otro lado, desarrollar ciertas habilidades interculturales puede ser de provecho a nivel social, cultural y de trabajo, de forma que no solo podrás desempeñarte adecuadamente en tu puesto laboral sino que además facilitará las relaciones interpersonales.

grupo de estudiantes multiculturales sonrientes con ordenador portátil en la universidad
empresarios multiculturales dándose la mano en la oficina

¿Cuáles son las ventajas de desarrollar habilidades interculturales?

Cuando una persona decide salir de su zona de confort, e ir a la aventura, será cuando esta persona también se ponga en nuevas situaciones donde aprenderá diferentes habilidades.

La internacionalización de una persona traerá consigo el desarrollo en varios aspectos de la vida.

Al empezar a desarrollar habilidades interculturales como los idiomas, la empatía, el pensamiento crítico, la flexibilidad y la conciencia cultural, esta persona también trabajará en su desarrollo personal y no sólo a nivel profesional.

Algunas de las ventajas importantes de desarrollar habilidades interculturales son que la persona podrá ver el mundo desde diferentes puntos de vista y aprenderá que no existe una verdad universal sobre cómo ver y vivir la vida.

Se adoptará la diversidad desde diferentes aspectos, y la persona ganará un respeto a las personas que pasan por diferentes circunstancias.

Una persona que tenga contacto constante y aprenda de otras culturas se enriquecerá con experiencias internacionales de cómo la gente también resuelve los problemas en diferentes culturas.

5 Ejemplos de habilidades interculturales

Estos son ejemplos de competencias interculturales que puedes tener en cuenta si quieres seguir desarrollando tu carrera profesional en el extranjero.

1. Hablar idiomas

Es común que lo primero que piensen las personas que desean emigrar es hablar el idioma del país al que planean viajar. En este sentido, puede resultar de mayor provecho aprender idiomas como inglés o español que dominan gran parte del territorio mundial.

El idioma no es solo una forma de comunicarse, a su vez representa una herramienta que rompe las barreras entre personas, permitiendo que se comparta información fluidamente.

También es una herramienta de socialización que promueve la participación de quienes emigran en las actividades fundamentales del país, desde las laborales hasta las culturales, de ahí la importancia de la comunicación intercultural.

2. Adaptabilidad y apertura

Quienes emigran deben tener una mentalidad abierta para asumir los retos que supone comenzar en un país diferente, además de contar con la capacidad de adaptarse a todos los cambios culturales, sociales y laborales que esto implica.

Puede que no sea algo sencillo, pero es necesario cuando se trata de hacer un cambio de vida y de país.

Además, puede resultar de provecho, haciendo del proceso algo más sencillo y menos traumático para el emigrante.

Evidentemente, esto no significa que la persona que llega a un nuevo país a trabajar deba aceptar todo lo que se le presente y adaptarse a ello sin protestar, sino mantener la mente abierta a las nuevas costumbres, tradiciones y formas de trabajo del lugar.

Aquel que no esté dispuesto al cambio y se resista es probable que no deba trabajar en el extranjero, ya que el proceso le puede resultar complicado.

3. Empatía, tolerancia y respeto

Grupo multicultural de compañeros de trabajo

La empatía, la tolerancia y el respeto son valores fundamentales en cualquier ser humano y más aún en aquellos que desean trabajar en el extranjero, principalmente porque no a todos los resulta sencillo recibir emigrantes o emigrar.

La empatía supone la capacidad de los seres humanos para ponerse en los zapatos de otro, es decir en el lugar de alguien más para comprender sus necesidades, problemas, costumbres y tradiciones.

Esto implica que debe comprenderse la cultura del país y las personas de las que se desea formar parte.

La tolerancia, por otro lado, es un valor que implica gran sabiduría y paciencia para aceptar aquello que no puede cambiarse o contra lo que no es posible luchar, esto significa que a pesar de que la cultura del país choque de alguna forma con la del emigrante, este debe estar en la capacidad de aceptarlo.

El respeto, finalmente, es un valor que significa no atentar contra ningún otro ser humano, persona, cultura, tradición u otras, de forma que pueda mostrarse admiración frente a este nuevo país.

Aunque el respeto implica consideración e incluso sumisión por parte de quien lo practica, es justo decir que esto no significa permitir que otros agredan o abusen de la persona, sino que los límites de lo aceptable deben respetarse.

4. Conocimiento de culturas (Cultural awareness)

Dondequiera que vaya una persona debe saber que el conocimiento es poder y lo mismo ocurre con la cultura.

El término “cultural awareness” hace referencia a la conciencia cultural y se trata de comprender que existen diferencias entre las prácticas, costumbres y orígenes de las personas, aceptándolas y respetándolas, de manera que ambas partes se beneficien.

También es posible entender la conciencia cultural como una habilidad de los seres humanos para identificar, respetar y aprender de otras culturas en situaciones que así lo ameritan.

La idea es que sirva de estrategia clave para ser usada en situaciones como por ejemplo, trabajar en el extranjero.

5. Pensamiento crítico

Grupo de amigos con las manos en alto. Concepto de multiculturalidad, amistad, celebración.

Este término “pensamiento crítico” hace referencia a la capacidad de las personas de identificar, evaluar, analizar e interpretar las situaciones que suceden a su alrededor.

Esta cualidad supone algunos beneficios para quienes la practican, como por ejemplo:

  • Mayor claridad y precisión en el reconocimiento de problemas o situaciones conflictivas.
  • Mejoras en la comprensión y el análisis, de forma que pueden encontrar una solución eficiente.
  • Mejoras en la planificación y administración de actividades, orientadas a satisfacer las necesidades.

Finalmente, es posible asegurar que pensar de manera crítica es una práctica que permite conocer los diferentes puntos de vista, sin hacer juicios de valor o apresurarse a sacar conclusiones, sino posteriormente constatarlo y decidir de forma consciente sobre ello.

El pensamiento crítico puede trabajarse y desarrollarse desde temprana edad y usualmente se ejercita durante la etapa escolar, de manera que conservar esta cualidad significa grandes ventajas a futuro, principalmente para quienes desean trabajar en el extranjero.

Todas estas habilidades que se mencionaron con anterioridad funcionan en conjunto y constituyen las herramientas perfectas para cualquier persona que desee trabajar en el extranjero y hacer vida en dicho país.

Básicamente, son cualidades que pueden ampliar sus posibilidades de obtener el éxito.

Más información sobre la carrera profesional.