Carlos-barraza-logo-50

¿Cuánto dura la Noche Oscura del Alma?

Escrito por

La respuesta corta a cuánto dura la Noche Oscura del Alma es 7 meses.

¿Por qué? Porque el 7 es un número divino común, y el número angélical 777 muestra la Guía Divina.

¿Podría ser una guía divina hacia una nueva vida?

No tiene sentido dar un tiempo determinado a esa experiencia espiritual.

Y lo sé, lo sé, uno quiere desesperadamente dejar atrás una época dolorosa y cuanto más rápido mejor, pero la transformación personal requiere su propio tiempo.

Además, el tiempo es algo conceptual a medida que aprendemos a vivir en el Ahora.

Cada uno de nosotros tiene un camino de vida y espiritual diferente, y así como algunos pueden superar la Noche Oscura del Alma en días o semanas, a otros les puede llevar años o décadas.

A continuación, comparto mi experiencia y opinión sobre el periodo de duración de la Noche Oscura del Alma.

How long does the Dark Night of the Soul last
Tabla de Contenidos

40 días antes de mi experiencia en la Noche Oscura del Alma

Toda mi experiencia de despertar espiritual comenzó a principios de la Cuaresma de 2020.

Fueron varias las situaciones que viví que finalmente me llevaron a seguir «mi llamada» e iniciar un periodo de meditación y oraciones.

Sincronicidad o coincidencia, podría decir que este período de 40 días de «ebullición» duró los mismos 40 días que Jesús pasó en el desierto.

Y también podría decir que los acontecimientos mundiales del Covid-19 levantaron desiertos en todo el mundo, incluida la ciudad en la que yo vivía entonces, Heilbronn.

Para esa Cuaresma de 2020, en un punto casi desértico por la situación mundial, en un lugar de Heilbronn llamado «Liebespunkt», empecé a rezar por el amor, la familia, los amigos, a cuestionarme el sentido de la vida y a meditar en diferentes aspectos sobre esta vida existencial.

El viaje espiritual requiere hacer un trabajo interior, y en este proceso de despertar espiritual, emerge aún más una conexión profunda con lo Divino.

Esta conexión más profunda con lo Divino también me ocurrió a mí, a pesar de que ya me consideraba «cristiano católico».

El día que experimenté un período de intenso Despertar de la Kundalini y Noche Oscura del Alma

No sabía cómo podía ser el resultado final de una práctica espiritual tan intensa.

Al experimentar una Noche Oscura del Alma, por accidente o por guía divina, he aprendido lo que significaba realmente «estar ciego espiritualmente».

Hasta ese momento, ¿podía culpar a mi entorno, a la iglesia o a la sociedad por no enseñar sobre esa energía latente que todos tenemos en la base de la columna vertebral y que al despertarla puede moverse hacia arriba y hacia abajo del cuerpo, generando una activación de la Glándula Pineal y trayendo un nuevo nivel de conciencia?

No creo que pueda culpar a nadie, excepto a mí.

Desarrollarse es un deber y una decisión personal.

Sin duda, el entonrno influye, pero el crecimiento es personal.

O nos mantenemos en la misma línea, o nos apartamos y recorremos nuestro propio camino.

Parte de este proceso de crecimiento y despertar espiritual incluye la explosión de una crisis existencial, de lo contrario, si no es a través del dolor y la oscuridad, ¿cómo podríamos avanzar hacia ver la luz, una nueva luz?

14 de abril de 2020, el día que empecé a experimentar un Estado Alterado de Conciencia y mi Noche Oscura del Alma.

Aquella noche fue un intenso periodo de choque entre la mente y el espíritu.

Antes de ese día, nunca había experimentado algo así.

Podría resumir los síntomas de una Noche Oscura del Alma como una depresión espiritual con tener un momento o momentos de emociones negativas como sentirse indigno, sentirse perdido con una sensación de desesperanza, vacío y desilusión de la vida.

Como que no queda nada por lo que vivir, y así en mi mente o en algún lugar, se generó la idea de una misión para destrozar la vieja identidad y alcanzar algo más elevado. (Que la idea podría ser más o menos el desbloqueo de los chakras hasta el 7º Chakra, el Sahasrara Chakra Corona).

Era como apuntar a un bypass espiritual, y dejarlo todo atrás, familia, amigos, ciudad, posesiones, incluso la vida.

Era una lucha interna entre un ego y un alter ego para ocultar todas esas emociones negativas reprimidas acumuladas en años.

Una parte quería suprimir, la otra quería liberar, pero el ego interior tenía miedo a la muerte, que resulta ser una primera muerte simbólica.

Esta parte también podría ser el «matrimonio sagrado», donde las dos polaridades de mis energías femenina y masculina se fundían en una.

Tener esta experiencia espiritual me llevó en espiral a descender a los infiernos.

Mi estado alterado de conciencia en la Noche Oscura del Alma duró entre 5 y 7 días

Otro aspecto simbólico de mi experiencia fue el descenso a los infiernos, que en mi caso fue acabar en una clínica de salud mental durante 9 semanas.

En algunos casos, pasar por una Noche Oscura del Alma acaba en lugares así.

Por desgracia, las crisis espirituales aún no están plenamente reconocidas por la medicina convencional y se tratan como enfermedades mentales.

Por supuesto, con un Estado Alterado de Conciencia uno puede sentirse completamente desconectado de la realidad, pero las formas en que se manejan estas emergencias espirituales, o al menos en el lugar donde yo estuve, son totalmente incorrectas.

A la mañana siguiente de mi internamiento en la clínica de salud mental, me derribaron, como si me persiguieran 3 jugadores de fútbol americano.

Esto sucedió porque, en un momento de miedo justo después de una llamada de mi hermana, que era raro que yo recibiera una llamada, además no reconocí su voz ya que todavía estaba en el Estado Alterado de Conciencia, la reacción que tuve fue de miedo, y mi mente preguntó «¡¿Qué es este lugar y qué me van a hacer?!», así que intenté escapar del lugar.

Asustado, entré en el laboratorio y agarré mi tubo de análisis de sangre reciente e intenté escapar.

Los enfermeros corrieron detrás de mí y me tumbaron.

Tumbado casi como esposado en el suelo, dije «OK, OK».

Solté el tubo de sangre, pero luego las enfermeras me inyectaron y me durmieron.

Según recuerdo, desde el momento en que entré en la clínica de salud mental hasta el momento en que «recuperé» la conciencia y terminé el Estado Alterado de Conciencia, pasaron alrededor de 5-7 días.

Y recuerdo las fechas, porque después de despertarme, tenía un periódico en mi cama que tenía la fecha del 21 o 22 de abril de 2020.

Mis 9 semanas de proceso Muerte-Renacimiento en el Inframundo

Tenía una orden judicial para permanecer en la clínica de salud mental durante 6 semanas más debido al «intento de fuga» y al «empujón a la enfermera del laboratorio para agarrar el tubo de sangre».

(Lo que en realidad no ocurrió, la enfermera estaba en otra mesa delante de donde estaban los tubos. Ni siquiera cerca. «Hay tres lados en cada historia: Tu lado, mi lado, la verdad»).

En el momento en que recibí la orden de restricción, ya estaba fuera del «Estado Alterado de Conciencia», pero ciertamente en un momento de «Qué carajo acaba de pasar».

Apenas se puede racionalizar la experiencia del Despertar Espiritual de forma inmediata, y añadir que o bien podía contratar a un abogado o bien aceptar la orden judicial no ayudaba en absoluto a comprenderlo.

Entonces, era la primera semana de la internación y del Estado Alterado de Conciencia, más las 6 semanas por ley, lo que hacen 7 semanas, entonces ¿dónde están las 2 semanas que faltan para hacer 9 semanas en total?

En la clínica de salud mental, estuve en dos estaciones diferentes.

La primera estación es donde mantienen a las personas con diferentes niveles de situaciones.

Durante las primeras semanas de sentencia, podía quedarme en el sofá o ser más activo.

Durante el desayuno, la comida y la cena, me ofrecí como voluntario para limpiar las mesas y recoger todos los platos para ayudar a los enfermeros.

Asistía a las clases de música y arte que se impartían en la primera estación, y aún en los ratos libres, escribía.

Pero además, los médicos empezaron a medicarme.

Desgraciadamente, los efectos secundarios de la medicación psiquiátrica son terribles, como que uno genera ansiedad, pierde movilidad, tiene menos claridad de pensamiento, desaparece la capacidad de dormir, le tiemblan las manos y tiene temblores, y en los hombres, no podemos tener una erección.

A mi entender, estos efectos son los que realmente podrían hacer a los hombres más violentos, al reprimir sus instintos y emociones, en lugar de ayudarles a liberarlos.

Por lo tanto, lo que hacen los médicos es dar más pastillas para contrarrestar los efectos secundarios.

Por lo que vi, algunos pacientes acabaron con más de 10 pastillas.

No es de extrañar que algunas personas vuelvan al inframundo tras ser liberadas, son demasiados los sintomas de dejar tantos medicamentos.

Este no es el camino hacia la sanación.

Al final, un «buen comportamiento», o demostrar que se está más en la «realidad», me ayudó a pasar a la segunda estación de la clínica, una cabaña abierta.

El tiempo en la segunda estación empezó a ser más bien un periodo de reflexión.

Los alrededores de la clínica son preciosos, llenos de naturaleza y con un paseo cercano a los viñedos, lo que por supuesto ayudó.

Seguí asistiendo a clases de arte y música, y además me dieron la opción de hacer trabajos de granja.

Era el momento de empezar a escuchar la voz interior.

Después de una Muerte del Ego, estas 9 semanas parecían un periodo de gestación.

Pero, hubo un punto en el que me sentí cómodo estando en la clínica, medicado, sin preocupaciones, con una simple rutina y con miedo a abandonar el lugar.

Esto también podría parecerse a cómo fue mi tiempo de gestación real como bebé en el vientre de mi madre, caliente, siendo alimentado, una simple rutina, y también se dice que hay un impacto psicológico del nacimiento.

En lugar de suscitar el deseo de salir al mundo, para mí, el lugar animaba a permanecer allí.

Era otra lucha interna dentro de mí.

También utilicé este tiempo para meditar sobre el futuro de mi vida.

Cuando cumplí las 7 semanas, en una de las breves citas semanales de 3-5 minutos con el médico, querían que me quedara más tiempo «debido al coronavirus», pero yo quería irme.

En otra cita de 3-5 minutos con la psicóloga, me dijo que era mejor que me quedara más tiempo, y al final lo sentí como una amenaza, porque me dijo literalmente que si no me quedaba más tiempo, podría tener otro episodio psicótico.

Así que la «complaciente» que llevo dentro aceptó quedarse una semana más.

Y volvió a ocurrir, el médico insistió en que me quedara una semana más.

Llegué a la 9ª semana, hasta que tuve la orden de alta médica.

Dejé la clínica el 10 de junio de 2020.

4 años después de mi Despertar Espiritual

En estos casi 4 años después del inicio de mi viaje de despertar espiritual, lo que fue un momento de pesadilla, podría nombrarlo ahora como un punto de inflexión.

Como es en el simbolismo chino de «危机», Crisis = «un punto de inflexión» + «peligro», mi crisis espiritual fue el punto de inflexión que finalmente me ha llevado a donde estoy ahora mismo.

Y sí, puedo decir que ahora estoy en una posición mejor.

Como digo, desde que también aprendemos que el poder de las palabras también se manifiesta, estoy más sano, más rico, más guapo y más feliz.

Mis síntomas del desorden autoinmune de Hashimoto han remitido por completo y me siento bastante bien, duermo mis 7-8 horas completas y me despierto con energía la mayoría de las mañanas.

Este proceso de despertar espiritual se desarrolla día a día a medida que aprendemos a tener un amor incondicional por el Ser Superior.

Vienen temas como el Trabajo de Sombras, y desarrollamos la integración con nuestro yo superior y el lado reprimido de nosotros mismos.

Para mí, ha resurgido el sentido de la alegría, especialmente por las pequeñas cosas.

La escala de valores ha cambiado totalmente, y desde luego me importan más las cosas que me nutren y menos las de fuera.

Se trata de un viaje espiritual que, con el tiempo, nos enseñará a aprender a rendirnos, a dejar ir y a confiar en lo divino.

Mis consejos de curación Cuerpo-Mente-Alma

Ciertamente, el tiempo que pasé en esa clínica forma parte ahora de la historia de mi vida.

Si no hubiera experimentado tal emergencia espiritual y la Noche Oscura del Alma, no habría podido ver otra realidad que vive la gente.

Creo y sé que medicar a la gente no es una forma real de curar estos casos, y debemos construir como sociedad mundial, «Protocolos Espirituales para la Sanación» que puedan fusionarse con una medicina holística.

Puede que no tenga un título en medicina, pero los siguientes consejos me han ayudado en mi viaje de sanación alma-mente-cuerpo.

La Noche Oscura del Alma durará tanto como uno finalmente acepte y decida avanzar en el viaje espiritual y de sanación.

Un día a la vez.

Consejos curativos para la mente

Consejos curativos para el cuerpo

Consejos curativos para el alma

Más sobre Espíritu