Las relaciones públicas en el marketing.

En esta nueva era tecnológica, es un hecho constatar que el efecto de las relaciones públicas en el marketing ha propiciado la aparición de nuevas marcas mucho más rápidamente.
Escrito por

Este artículo también está disponible en: English Español Deutsch Italiano Português Français Русский

La opinión de Carlos -
Las relaciones públicas en el marketing.

Mi experiencia en Bechtle también me permitió aprender sobre relaciones públicas.

Formé parte de la Comunicación Corporativa durante un año, y en ese año también aprendí de los mejores expertos en el tema.

Ciertamente, mi tiempo allí fue un intento de mezcla entre las comunicaciones corporativas y el marketing.

Pretendíamos unirnos a áreas que podrían parecer similares, pero que tienen objetivos diferentes.

Por un lado, la Comunicación Corporativa buscaba el posicionamiento de la marca, mientras que en el caso del Marketing Digital, el objetivo era la generación de leads.

Así que, ciertamente, la adaptación fue complicada para estructurar el nuevo equipo.

Pero eso es lo que está trayendo el Marketing Digital.

Las comunicaciones corporativas, el marketing e incluso las ventas, deberían colaborar para trabajar en su estrategia global de comunicación.

Cuando uno acude a cualquier plataforma de redes sociales de una empresa, apenas distingue si el contenido ha sido creado por Comunicación Corporativa, Marketing o Ventas.

Probablemente, por el tipo de mensaje, se puede notar la diferencia, pero es difícil saber desde la perspectiva del consumidor qué departamento está trabajando en un área determinada.

Las relaciones públicas en el ámbito del marketing aportan esa interacción humana entre las partes.

El marketing ya no es un anuncio extravagante, es profundizar en la comprensión de la audiencia.

¿Y cómo entender realmente al público?

En mi opinión, el trabajo de construcción de relaciones es también un trabajo de equipo, independientemente del ámbito en el que se encuentre.

¿Qué son las relaciones públicas?

Hoy en día, el emprendimiento ha despegado gracias a las oportunidades que estos pequeños y medianos emprendedores han obtenido de diferentes entidades.

Sin embargo, en esta era tecnológica, es imposible ignorar que el efecto de las relaciones públicas en el marketing ha hecho que la aparición de nuevas marcas en ejercicio sea mucho más rápida.

Esto se debe a que los especialistas en este campo han encontrado la manera de replicar los beneficios y principios de las Relaciones Públicas para mantener al sector empresarial a la cabeza.

Ahora, conozcamos un poco más sobre los cambios y beneficios que las Relaciones Públicas en el Marketing pueden aportar a su negocio.

Las relaciones públicas se entienden como el conjunto de procesos de comunicación alineados con un plan estratégico que tiene como objetivo construir relaciones que beneficien a los públicos y a las organizaciones de forma recíproca.

Desde tiempos pasados, las empresas siempre han confiado en la reputación que obtienen de sus clientes para tener más éxito y prosperidad.

Sin embargo, cuando una empresa empieza a expandirse, hace falta algo más que reputación.

Gracias a las Relaciones Públicas pueden contar con opciones como:

Definir los valores que definen tanto la empresa como el producto o los servicios.

Establecer el tono de voz de su comunicación.

Hacer crecer la marca.

Todo esto se consigue gracias al excelente trabajo del departamento de Relaciones Públicas, que se encarga de hacer entender al cliente todo lo que su negocio ofrece.

Sin embargo, por increíble que parezca, las Relaciones Públicas se componen de la integración de tres ramas principales:

Relaciones públicas.

Publicidad.

El periodismo.

En estas áreas se lleva a cabo la labor de promoción del producto y de fidelización del cliente a través de la marca.

Sin embargo, una de las formas más claras de entender el trabajo de esta rama es alinear las Relaciones Públicas en el Marketing, pero antes, vamos a desarrollar un poco su contenido.

5 elementos de las relaciones públicas.

Organizaciones.

Formado por un grupo de personas que tienen un objetivo común.

Las organizaciones pueden estar representadas por: una ONG, un Gobierno, una empresa, entre otras.

El público.

Se asemejan a las organizaciones en que también pueden estar formadas por diversos orígenes sociales que pueden abarcar un amplio territorio.

Sin embargo, en general, la definición de público en las relaciones públicas se refiere a la interacción que una o varias personas tienen con una determinada organización.

Procesos de comunicación.

Si la organización y el público requieren un medio para establecer la relación, los procesos de comunicación son el vínculo que permite que esto ocurra.

Del intercambio de necesidades y transacciones se extrae el recurso para diseñar un plan de Relaciones Públicas eficaz.

Son todas aquellas que surgen de forma multilateral y espontánea y que permiten a los diferentes públicos implicados entenderse y estrechar lazos.

Intercambio de relaciones

El público y las organizaciones siempre se relacionan entre sí, lo que lleva a la formación de dinámicas que añaden valor a la interacción de ambas partes.

El papel que desempeñan las relaciones públicas.

El papel de las Relaciones Públicas es intervenir para dar orden a los procesos de intercambios y vínculos que se producen entre las organizaciones y el público.

El mayor beneficio que las organizaciones obtienen de las relaciones públicas es que permiten crear una valoración positiva de la marca y de los servicios que ofrece, por parte del cliente.

A su vez, gracias a las relaciones públicas, el público puede obtener una imagen más clara de las organizaciones, lo que le da la confianza suficiente para expresar su desacuerdo cuando el producto o los servicios adquiridos no han cumplido sus expectativas.

Diferencias entre relaciones públicas y marketing.

En honor a la verdad, si queremos comparar los beneficios que el dúo de las Relaciones Públicas y el Marketing ha aportado a las organizaciones, primero debemos marcar las diferencias, ya que esto será lo que nos aclare nuestra visión sobre cómo alinear ambas ramas en favor de nuestra marca.

Cobertura.

El marketing se centra en cubrir campañas publicitarias y promociones que atraigan al público y aumenten las ventas.

Las relaciones públicas se centran en el posicionamiento de la imagen y la reputación de la organización a través de los vínculos con la cobertura de los medios de comunicación.

Audiencia.

El marketing se encarga de llegar a los clientes potenciales y actuales.

Las relaciones públicas garantizan que la relación generada por el intercambio de transacciones se mantenga en un enfoque positivo.

Cabe señalar que esta función se aplica tanto a los clientes externos como a los clientes internos y a los colaboradores de la empresa.

Objetivo.

El objetivo principal del marketing es llegar al mayor número de consumidores a través de estrategias que les hagan pensar que la marca de una determinada organización es la que necesitan.

Las relaciones públicas, por su parte, optimizan los canales de comunicación para que los clientes puedan ponerse en contacto con la organización y a través de los cuales ésta puede responderles.

En definitiva, garantiza un contacto positivo entre el público y la organización.

Legitimidad de la comunicación

Bajo esta premisa, tanto las relaciones públicas como el marketing alinean sus esfuerzos, ya que saben que sólo a través de canales de comunicación transparentes pueden lograr el objetivo principal de la empresa, que es aumentar las ventas y mantener la fidelidad de los clientes.

La inversión.

La administración del presupuesto de marketing para posicionar la marca a través de la promoción.

Las relaciones públicas basan los resultados del ROI en las estadísticas de percepción y en las creencias antiguas y actuales con el fin de dar forma a la marca para satisfacer las expectativas del público en todo momento.

La visión.

El marketing establece metas de impulso de la marca con objetivos medibles a corto plazo.

Las relaciones públicas se consideran una inversión a largo plazo, ya que los beneficios del crecimiento de la marca sólo pueden medirse en ese orden cronológico.

¿Qué hace un profesional de las relaciones públicas?

A la hora de definir las funciones de un Relacionista Público, es necesario medir las dimensiones y el alcance de su administración a través de planes estratégicos que involucren tanto los resultados de la imagen de la empresa como las acciones de cambio a realizar.

Para una organización, las Relaciones Públicas son la clave para centralizar las demandas de los clientes que intentan contactar con ellos, tras lo cual el entorno empresarial no se ve afectado más allá de lo estimado.

Por eso hemos traído las principales funciones de las Relaciones Públicas:

Diseñar planes de comunicación que permitan a los clientes y organizaciones establecer medios de contacto.

Este trabajo no es fácil, pero es la forma más factible de obtener resultados veraces. Para el profesional de las relaciones públicas, la empresa debe ser representada con una visión holística centrada en el servicio, los valores y el cumplimiento de los objetivos.

Mantener el contacto con la prensa a través de comunicados de prensa que informen sobre la situación de la marca.

Para este trabajo, el relacionista público debe asegurarse de tener las herramientas para utilizar correctamente las palabras, los gestos y el tono de voz, a fin de evitar malentendidos que puedan afectar a la marca.

Organizar eventos.

Esto permitirá cubrir la fidelidad de los clientes, a la vez que se mide la reacción colectiva de los clientes hacia la marca.

Realice estudios de mercado.

Esto para adelantarse a los clientes potenciales y al comportamiento actual de los consumidores. Para este trabajo, las relaciones públicas suelen estar alineadas con otros departamentos de la organización, como el de marketing.

Gestionar las relaciones y los contactos para dar cobertura a los consumidores de la manera adecuada y a través de los medios de comunicación adecuados.

Esto hará que el público sienta que la empresa le escucha y tiene en cuenta su opinión.

Crear contenidos en consonancia con el departamento de marketing.

Además de potenciar el trabajo del departamento de relaciones públicas, permite dar a conocer la marca a través de los medios de comunicación que actualmente son los más utilizados por los clientes.

Gestionar las crisis para prevenirlas.

Controlar y reducir el margen de daños que puede sufrir la organización en caso de eventualidades.

Enfrentarse a los comentarios, críticas y opiniones tanto de los competidores como de los clientes.

Las Relaciones Públicas en Marketing saben que complacer al 100% de los consumidores es un trabajo titánico, por eso se preparan para enfrentar a los contendientes con armas de negociación.

Consultoría de comunicación.

Eso le permite conocer los modelos y medios para establecer un contacto eficaz con los consumidores. Esta herramienta debe ser objeto de un trabajo constante, debido a los cambios que conlleva la era tecnológica.

Relaciones públicas y marketing.

Hoy en día, las relaciones públicas y el marketing son ramas que deben coexistir para impulsar las marcas.

Ambos deben centrarse en comunicar el objetivo de la organización.

Las relaciones públicas y el marketing se ocupan de generar y mantener la fidelidad de los clientes.

Se basan en proyecciones y estudios de mercado que permiten ampliar y rediseñar la imagen de la empresa ante los clientes.

Además, ambos se apoyan en los medios de comunicación para que la marca llegue a todos los consumidores.

Además, fomentan el contacto inteligente con el cliente.

Es sólo una delgada línea la que separa las tareas y los objetivos entre las relaciones públicas y el marketing.

Ciertamente, la nueva tendencia de Social Selling, podría ser también un disfraz de Relaciones Públicas en Marketing.

Por su parte, plataformas como Linkedin se han convertido en una herramienta para hacer aflorar las relaciones públicas.

Referencias.

Más acerca Content Marketing.