Carlos-barraza-logo-50

¿Qué desencadena la tiroiditis de Hashimoto? Encuentre las causas fundamentales.

What triggers Hashimoto
Escrito por

Hashimoto es una enfermedad autoinmune que puede ser perfectamente manejada y poner los síntomas en remisión si se hace un conjunto correcto de pasos para trabajar en las causas de raíz.

El hipotiroidismo presenta una tiroides hipoactiva, pero en casi el 90 al 95% de estos trastornos de la tiroides es también Hashimoto.

Los trastornos autoinmunes al principio pueden ser complicados de manejar, ya que los médicos convencionales no se centran realmente en el manejo del estilo de vida como parte de la curación y el tratamiento.

El tratamiento convencional para los síntomas de Hashimoto consiste en recetar levotiroxina, que es la terapia de sustitución de la hormona tiroidea.

Por desgracia, este es el tratamiento general y nada más.

Si los médicos no se centran en encontrar en primer lugar las causas fundamentales de su Hashimoto, eso significará que con el tiempo presentará algunos síntomas aunque sus niveles de hormonas tiroideas sean normales.

Síntomas y causas de la tiroiditis de Hashimoto - Enfermedad tiroidea autoinmune

Los síntomas más comunes de Hashimoto son.

  • Fatiga
  • Niebla cerebral
  • Sensibilidad al frío
  • Falta de sueño
  • «Sentirse lento»
  • Pieles secas
  • Pérdida de cabello
  • Agrandamiento de la glándula tiroides
  • Depresión
  • Dolor en las articulaciones
  • Bocio
  • Aumento de la somnolencia
  • Nerviosismo y temblores

Pero el problema es que la medicina convencional está orientada a centrarse en los síntomas y no en las causas fundamentales que podrían estar desencadenando estos síntomas.

Lo que en algún momento podrías considerar estos síntomas como normales, en realidad no lo son.

Hay algunas causas de raíz que generaron tu Hashimotos, y es tu responsabilidad descubrirlo.

Algunas de las causas que están desencadenando su Hashimoto podrían ser la sensibilidad a los alimentos como el gluten, los altos niveles de cortisol y el estrés, un intestino permeable, sentimientos reprimidos, la falta de sueño y o deficiencias nutricionales para nombrar algunos.

Sensibilidades alimentarias - Gluten

Un aspecto que podría estar desencadenando sus síntomas de Hashimoto son las sensibilidades alimentarias.

En mi caso tuve que hacer algunas pruebas de laboratorio para comprobar qué alimentos estaban generando una respuesta autoinmune en mi cuerpo.

Los médicos convencionales rara vez piden esta prueba.

Un homeópata me lo pidió así, y mi médico de medicina funcional se basó en él para trabajar en mi tratamiento.

Un desencadenante alimentario común que causa inflamación en el intestino, el cerebro y la tiroides es el gluten.

El gluten tiene una proteína que se llama gliadina.

Cuando la gliadina entra en el torrente sanguíneo a través de un intestino permeable, la respuesta del cuerpo será atacarla.

Como la gliadina tiene una estructura similar a la de la glándula tiroidea, la respuesta es que el sistema inmunitario la ataca al igual que a la glándula tiroidea debido a este mimetismo.

Además, el cuerpo puede tener algunas otras sensibilidades que pueden ser la causa de los desencadenantes de Hashimoto.

Lo ideal sería hacer la prueba de sensibilidad a los alimentos, pero si no es así, es probar por una dieta de eliminación, pero esto podría tomar algún tiempo.

La dieta es uno de los alimentos que normalmente se recomienda dejar fuera, pero por ejemplo en mi caso en la prueba, se demostró que podía comer intermitentemente alimentos de la dieta.

Pero tuve que dejar de lado las naranjas, la avena, las judías y algunos otros alimentos.

Altos niveles de cortisol y estrés

Cuando una persona está en un modo de lucha o huida constante, las señales que se dan al cuerpo es estar en tensión todo el tiempo.

El cuerpo está diseñado para manejar ciertos niveles de estrés, pero no para el estrés crónico.

El cortisol es la hormona que produce la respuesta al estrés.

Si hay un exceso de dicha hormona, entonces podría causar inflamaciones en el cuerpo, lo que eventualmente afectaría la salud de la tiroides.

Concéntrese en realizar actividades que le ayuden a reducir el estrés.

Caminar por la naturaleza, meditar, hacer yoga, escuchar música, bailar o escribir un diario son algunas de las prácticas recomendadas para reducir el estrés.

Intestinos con fugas

El intestino permeable es cuando el revestimiento del intestino se daña y las toxinas se filtran al torrente sanguíneo, generando una reacción en todo el cuerpo.

Los anticuerpos que atacan a esos agentes extraños pueden confundirse y atacar también algunas otras partes del cuerpo, que en el caso de Hashimoto puede ser la glándula tiroides.

El uso de antibióticos puede dañar su intestino, y eventualmente también ser una causa de su intestino permeable, y aumentar el riesgo de desarrollar Tiroiditis autoinmune, que sería el caso si el revestimiento del intestino está dañado.

Para proteger el intestino, se recomienda tomar probióticos como el kéfir, el kimchi, el yogur griego, ciertos quesos, además de L-glutamina.

Sentimientos reprimidos

La cuestión con las personas que muestran algún problema de función tiroidea puede presentar también problemas emocionales y la falta de expresar correctamente o la falta de decir «No».

La parte mental de trabajar Hashimoto también requiere ser consciente de esas emociones no expresadas.

A medida que una persona reprime más y más sus sentimientos y no habla cuando es necesario, entonces estas emociones se acumulan y pueden generar un impacto negativo en el cuerpo y puede tener daños en la tiroides.

Hacer un trabajo interior, establecer límites y ponerse a sí mismo en primer lugar son algunas acciones a tener en cuenta para trabajar en este tema.

Falta de sueño

Es muy recomendable dormir entre 7 y 9 horas.

Especialmente, si te han diagnosticado Hashimoto, es muy importante que respetes tu tiempo de descanso.

Si no te centras en esta área, es probable que no descansar bien desencadene algunos síntomas, especialmente la fatiga.

Si eres una persona madrugadora como yo, no intentes forzar tus horas de sueño, pero intenta acostarte antes.

En mi caso, mi cuerpo se despierta alrededor de las 5 de la mañana todos los días, incluso los fines de semana, así que en lugar de forzar el sueño para despertarme a las 7 de la mañana, lo que me resulta difícil, me propongo dormir alrededor de las 8 de la tarde o las 9 de la noche, para conseguir mi tiempo completo de sueño.

Ya sé que si duermo unas 5 ó 6 horas, al día siguiente no tendré la misma energía.

Deficiencias nutricionales

Si tienes un nivel bajo de vitamina D, vitamina B, selenio, yodo, zinc o incluso otra vitamina o mineral, sería probable que algunos de tus síntomas se desencadenen por la falta de la misma.

Asegúrese de hablar con su médico de medicina funcional para comprobar la posibilidad de realizar pruebas de laboratorio completas que puedan darle una imagen completa de lo que está pasando en su cuerpo.

La medicación para la tiroides puede ayudar a recuperar los niveles hormonales, pero cuando se trata de deficiencias nutricionales, entonces los alimentos integrales y los suplementos adecuados pueden ser una gran ayuda para usted.

Más sobre el Cuerpo
Tabla de Contenidos