Carlos-barraza-logo-50

¿Qué son las enfermedades autoinmunes?

La enfermedad autoinmune es una afección en la que el sistema inmunitario del organismo se confunde y ataca y daña sus propios tejidos por error. En lugar de combatir los virus y bacterias nocivos, el sistema inmunitario ataca los tejidos sanos del organismo, provocando diversos síntomas.

Existen más de 80 tipos de enfermedades autoinmunes, y pueden afectar a distintas partes del cuerpo.

El cuerpo, la mente y el espíritu deben estar alineados para poner en orden el trastorno autoinmunitario.

What Is Autoimmune Disease
Escrito por
Tabla de Contenidos

Affiliate Disclosure: Some links of products or services will send you to partner websites where we might get a commission by recommending their product & service. 

¿Qué significa tener síntomas de una enfermedad autoinmune?

Entender los trastornos autoinmunitarios

Los trastornos autoinmunitarios se producen cuando el sistema inmunitario ataca por error a los tejidos sanos del organismo. Normalmente, el sistema inmunitario produce anticuerpos que atacan y destruyen sustancias extrañas, como virus y bacterias. Sin embargo, en las personas con trastornos autoinmunitarios, el sistema inmunitario produce autoanticuerpos que atacan por error a los propios tejidos del organismo. Esto puede provocar inflamación, dolor y daños en diferentes órganos y tejidos del cuerpo.

Los trastornos autoinmunes pueden generarse como una confusión del organismo con entidades extrañas.

Síntomas comunes de las enfermedades autoinmunes

Los síntomas de las enfermedades autoinmunitarias pueden variar en función del tipo de trastorno autoinmunitario y de los órganos o tejidos afectados. Sin embargo, algunos síntomas comunes son fatiga, fiebre, dolor e inflamación articular, debilidad muscular, erupciones cutáneas y problemas gastrointestinales. En algunos casos, las personas con enfermedades autoinmunitarias pueden no experimentar ningún síntoma durante largos periodos, lo que dificulta el diagnóstico de la enfermedad.

Trastornos autoinmunitarios que afectan a la glándula tiroides

Los trastornos autoinmunitarios pueden afectar a distintas partes del cuerpo, incluida la glándula tiroides. La glándula tiroides es una pequeña glándula con forma de mariposa situada en el cuello que produce hormonas que regulan el metabolismo del organismo. Algunos trastornos autoinmunitarios comunes que afectan a la glándula tiroides son la tiroiditis de Hashimoto y la enfermedad de Graves. Estas afecciones pueden dar lugar a una glándula tiroides hipoactiva o hiperactiva, causando diversos síntomas como fatiga, cambios de peso y cambios de humor.

Los síntomas de la tiroiditis de Hashimoto podrían controlarse perfectamente y poner los síntomas en remisión si la persona se centra en su viaje de curación, y volver a estar estable.

¿Cuáles son los tipos de trastornos autoinmunitarios?

Lupus

El lupus es un trastorno autoinmunitario que puede afectar a distintas partes del cuerpo, como la piel, las articulaciones y los órganos. Se produce cuando el sistema inmunitario produce anticuerpos que atacan y dañan los tejidos del organismo, provocando inflamación y dolor. Los síntomas del lupus pueden variar de leves a graves y pueden incluir erupciones cutáneas, dolor articular, fatiga y fiebre.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es un tipo de trastorno autoinmune que afecta principalmente a las articulaciones y provoca inflamación, dolor y rigidez. En esta enfermedad, el sistema inmunitario ataca el revestimiento de las articulaciones, incluida la membrana sinovial, causando daños y deformidades con el tiempo. Los síntomas de la artritis reumatoide pueden incluir dolor e hinchazón de las articulaciones, fatiga y debilidad muscular.

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es un trastorno autoinmune crónico que afecta al sistema nervioso central, causando daños en la vaina de mielina que recubre los nervios. Esto puede dar lugar a diversos síntomas, como debilidad muscular, temblores y problemas de equilibrio y coordinación. Los síntomas de la esclerosis múltiple pueden variar en función de los nervios afectados y pueden ir de leves a graves.

¿Cuáles son los factores de riesgo de desarrollar una enfermedad autoinmune?

¿Cómo se diagnostica y trata una enfermedad autoinmune común?

Diagnóstico de los trastornos autoinmunitarios

El diagnóstico de los trastornos autoinmunitarios puede ser difícil porque los síntomas de las distintas enfermedades autoinmunitarias pueden solaparse, lo que dificulta la identificación de una afección específica. Los profesionales sanitarios pueden utilizar diversas pruebas, como análisis de sangre o pruebas de imagen, para detectar autoanticuerpos o evaluar los órganos y tejidos afectados.

Cuando se hace una prueba de tiroides para un tratamiento de Hashimoto, las pruebas de laboratorio que también se deben hacer son la TPO y TGAB para averiguar si hay algunos anticuerpos tiroideos que confirman una reacción autoinmune.

El papel de la terapia hormonal sustitutiva de la tiroides

En el caso de los trastornos autoinmunitarios que afectan a la glándula tiroides, como la tiroiditis de Hashimoto o el hipotiroidismo, los profesionales sanitarios pueden prescribir una terapia de sustitución de la hormona tiroidea para restablecer la función tiroidea normal.

Esto puede ayudar a aliviar los síntomas de Hashimoto en hombres y mujeres, como la fatiga y el aumento de peso, y prevenir complicaciones como las enfermedades cardíacas y la osteoporosis.

Las opciones de tratamiento convencionales para las enfermedades autoinmunes que pueden o no ser eficaces a largo plazo

El tratamiento de las enfermedades autoinmunitarias varía en función del tipo y la gravedad de la afección. Algunas opciones de tratamiento convencionales son los antiinflamatorios, como los corticosteroides y los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), los inmunosupresores y las terapias biológicas, que pueden dirigirse a componentes específicos del sistema inmunitario.

Pero lo que en realidad funcionará mejor es seguir una medida de tratamiento totalmente holística que tenga como objetivo encontrar las causas profundas del trastorno autoinmunitario y tratar de curar todas las áreas del ser humano, como el cuerpo, la mente y el espíritu.

Propuesta de lo que debe ser un tratamiento holístico completo para las enfermedades autoinmunes

La pregunta es, si se supone que la medicina y la ciencia avanzan, ¿por qué no observamos un descenso en el número de casos de trastornos autoinmunes?

El tratamiento ideal de una enfermedad autoinmune debería ser el siguiente

Sanar el cuerpo:

Sanar la mente:

Sanar el espíritu:

Preguntas frecuentes sobre enfermedades autoinmunes

La enfermedad autoinmune es una afección en la que el sistema inmunitario ataca por error a las células y tejidos del propio organismo, considerándolos invasores extraños. Esto puede dar lugar a diversos problemas de salud y a menudo requiere atención médica.

Si tiene síntomas persistentes como fatiga, dolor articular, infecciones frecuentes o erupciones inexplicables, es aconsejable consultar a un médico. Pueden evaluar su estado, realizar las pruebas necesarias y proporcionarle un diagnóstico preciso.

Algunas enfermedades autoinmunes comunes son la psoriasis, la diabetes de tipo 1, la miastenia grave, la colitis ulcerosa, el lupus eritematoso sistémico, la vasculitis, la enfermedad de Crohn y muchas otras. Estas afecciones pueden afectar a distintos órganos y sistemas del cuerpo.

Sí, algunas enfermedades autoinmunes tienden a ser hereditarias, lo que sugiere una predisposición genética. Sin embargo, no es necesario que todos los miembros de la familia desarrollen la enfermedad, ya que también influyen otros factores, como los desencadenantes ambientales.

Aún se desconoce la causa exacta de las enfermedades autoinmunes. Los investigadores creen que una combinación de factores genéticos, ambientales y hormonales contribuye al desarrollo de estas afecciones.

En las enfermedades autoinmunes, el sistema inmunitario no reconoce las células y tejidos del propio organismo como «propios». En su lugar, produce anticuerpos autoinmunes y monta una respuesta inmunitaria contra estas células, lo que provoca inflamación y daños en diversas partes del cuerpo.

Los síntomas de las enfermedades autoinmunitarias pueden variar mucho en función de la afección concreta, pero suelen incluir fatiga, dolor articular, debilidad muscular, problemas cutáneos, problemas digestivos e infecciones recurrentes. Es importante consultar a un profesional sanitario para obtener un diagnóstico preciso.

Actualmente, no existe cura para las enfermedades autoinmunes. Sin embargo, con un tratamiento y una gestión médicos adecuados, los síntomas pueden controlarse y la progresión de la enfermedad puede ralentizarse, lo que permite a las personas llevar una mejor calidad de vida.

Algunas personas pueden tener un mayor riesgo de desarrollar enfermedades autoinmunitarias debido a factores como antecedentes familiares de trastornos autoinmunitarios, ciertas infecciones, la exposición a determinados desencadenantes ambientales y el hecho de ser mujer. Sin embargo, cualquiera puede desarrollar una enfermedad autoinmune.

Aunque algunos síntomas pueden coincidir, las enfermedades autoinmunes y la COVID-19 son afecciones diferentes. Si experimenta síntomas, es importante que consulte a un profesional sanitario para determinar la causa y recibir el asesoramiento médico adecuado.

Más sobre el Cuerpo