{:en}

{:}{:es}Ya es de todos saber que existen redes sociales para diferente tipos de grupos de personas. Anticipar las redes sociales y su futuro es difícil, por lo que hay sacar provecho de ellas. Linkedin ha sido la red de profesionales con mayor alcance a nivel global. Pero la pregunta es si se explota realmente ésta red, o si solo es una de muchas para conectarse con los profesionales sin razón alguna. Linkedin te permite llegar a varios contactos que pueden estar a un simple alcance si sabes estar conectado.

Quizá la mayoría de los contactos que se tengan en dicha red sean personas que tienen un perfil profesional interesante y solamente se agregó para tenerlo como un contacto de primer nivel. Creo que tener los “contactos pasivos” pueden ser una gran herramienta aunque sean personas con las que nunca se ha cruzado palabra alguna. Puede estar basado en una idea de “es mejor tenerlo guardado y no usarlo, que no tenerlo y no poder usarlo”. Para estos contactos pasivos me gusta realizar el ejercicio de la teoría de los seis grados de separación.

La teoría “Seis grados de separación”.

Traducido del inglés literalmente de “Six degrees of separation” la teoría menciona que estamos a seis personas de conocer a quien queramos. Si una persona promedio conoce a 100 personas entre amigos y familiares, y de esos conocidos directos ellos conocen otros 100, entonces exponencialmente se puede contactar alrededor a 10,000 personas. Claro que puede haber amigos en común que reduciría el número de personas. Si seguimos con esta tendencia de que cada quien conoce 100 personas hasta un sexto nivel, se habla de que se puede contactar a 1,000,000,000,000 personas. Claramente toda la población del mundo. Saber con quién conectar, facilitará el trabajo para llegar a cualquier persona según los seis grados de separación.

Pero cómo podemos sacar provecho de dichas conexiones?

Bien, ahora regresando a Linkedin. Los contactos pasivos pueden ser útiles para reducir los niveles para llegar a la persona indicada. También depende mucho del grado de cortesía del contacto pasivo para ayudar a uno a conseguir una meta. De suponer que son personas activas en la red y todos responden, un ejemplo imaginario sería cómo contactar al CEO de una empresa tecnológica top de California. Quizá mis personas cercanas no tengan nada que ver con la industria ni con la ubicación, pero uno de mis contactos pasivos vive en California. Aquí estoy pasando a mi primer nivel. Si él conoce a un trabajador de una empresa tecnológica ya estoy saltando hacia el segundo nivel. Como la persona es nueva en la empresa solo conoce a sus jefes, quienes representarían mi tercer nivel. Los jefes conocen al CEO de la empresa, quien ya representa el cuarto nivel.

El asunto en el ejemplo es que tener los contactos pasivos pueden reducir el número de personas a contactar para llegar a la persona indicada. Saber explotar una red profesional puede ser útil para personas que están en búsqueda constante de crear relaciones de valor. El problema está cuando los contactos pasivos solo son eso, y no crean valor para ambas partes. Por lo que es importante convertirlos en contactos activos, para saber que hay alguien de quien se podrá tener ayuda recíproca. Si se sabe explotar la teoría de los seis grados de separación, será muy útil para los distintos objetivos en las relaciones públicas.

Con tantas redes sociales, habría que replantear la teoría de los seis grados de separación para ver si realmente se necesitan de varios niveles para contactar a alguien.

Por el momento les comparto mi perfil en Linkedin.

https://www.linkedin.com/in/barrazacarlos{:}

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *