Empresa Familiar

El secreto para mantener viva una empresa familiar

El secreto para mantener viva una empresa familiar
Rate this post

Las empresas son complejas, y lo son más si son familiares. Tener que lidiar con los problemas familiares y con las actividades para que la empresa crezca pueden ser un dolor de cabeza. Un rompecabezas que parece que nunca se terminará de armar, ya que cada día nuevo es un reto diferente. Al ir avanzando van surgiendo nuevos problemas, que los empresarios tienen que solucionar para mantener unida a la familia y fuerte a la empresa.

De acuerdo a Forbes, solo el 30% de las empresas pasan a segunda generación, el 12% a la tercera y solo el 3% a la cuarta posición. Las razones pueden ser muchas, pero entre ellas destaca la situación de la sucesión.

Fredda Herz Brown, una consultora de Relative Solutions, durante los últimos 35 años, se ha especializado en ayudar a las empresas familiares para que sigan manteniéndose con el tiempo. En una entrevista con Forbes dialoga sobre cuáles han sido sus mejores estrategias para mantener una empresa familiar hacia adelante y hacia arriba.

La primera tarea es comprender de exactamente la complejidad de lo que la familia puede llegar a ser. “Se empieza con un par de personas, que crece a siete u ocho personas más, se casan, entonces tienen más niños”, dice Herz Brown. “En el momento en que llegue a la segunda o tercera generación, tienes un montón de cosas que suceden que tienen que ser tratadas con urgencia, pero la mayoría de las familias no despiertan hasta que sea demasiado tarde.”

El problema con el número creciente de personas es que hay diferencias en experiencias, lealtades, motivaciones, de las cuales muchas podrían no estar unidas a la visión del negocio familiar. Al igual que los miembros de la familia que se unen por medio del matrimonio que son culturas totalmente diferentes, agregado a esto están los primos, que por ejemplo no crecen en la misma casa y no tienen la misma comprensión de los estilos personales de los líderes de la empresa familiar. Dice Herz Brown: “Están dispersos geográficamente, están más lejos de la empresa que originalmente les hizo dinero, por lo que muchas veces hay una desconexión a menos que realmente trabajaran dentro del negocio” A medida que las familias crecen y se dispersan, la dinámica familiar se convierte en la dinámica de los clanes, agregó.

Para este tipo de red familiar se propone un sólido sistema de gobierno con el fin de sobrevivir. ¿Quién está en el negocio y quién no lo es? ¿Quién tiene acciones y quién no las tiene? ¿Quién está a cargo? ¿Qué se necesita para convertirse en parte del círculo de liderazgo? Y, quizás lo más importante, ¿cómo puede el conjunto más grande de clanes familiares comunicarse de una manera que pone a todas las partes involucradas en la misma página? Las familias tienen que ponerse de acuerdo sobre un conjunto de procesos para poner orden en una gran cantidad de zonas grises. “Es una manera, de poner algunos soportes en el camino de la mala toma de decisiones que a veces toman” dice Herz Brown.

Realizando la planeación

La primera cosa que cada empresa familiar tiene que hacer es decidir quien realizará las decisiones de la organización y que ocupará los puestos de liderazgo en el futuro. “Creemos que las personas que van a vivir con la toma de decisiones tienen que participar en el establecimiento de la norma”, dice Herz Brown. “Es posible que no necesariamente tengan un voto todavía, pero que sin duda necesita hacerse presente su voz.” En dicha reunión, todas las partes deben discutir las metas, lo que funciona y qué no.

Una vez que los roles de la empresa familiar se establecen, otros temas deben ser tomadas a cabo. Herz Brown ha descubierto que las familias tienen que unirse para discusiones serias acerca de cuestiones tales como el desarrollo de liderazgo (¿cómo el novio de una nueva generación de líderes dentro de la familia?), La rendición de cuentas y la gestión financiera (cuáles son los objetivos y las normas deben liderazgo se reúnen?), la comunicación familiar, y la comprensión de cómo la organización y aquellos en los que encajan en el mundo más grande (es decir, la comunicación efectiva con los empleados y la comprensión de la óptica personal y organizacional).

El cambio es un reto

Un gran número de otros factores hacen que las empresas familiares sean difíciles de mantener a largo plazo, entre ellos está el margen de maniobra que tiene cada nueva generación de líderes en cuanto a la redefinición de la dirección. El cambio, en los negocios, es esencial para la supervivencia y los futuros líderes deben evaluarlo en beneficio de la empresa, aunque a veces esto sea una decisión difícil de tomar. “Muchas de las familias que estoy viendo están sufriendo de varias maneras”, dice Herz Brown. “Uno de ellos es que continúan a invirtiendo en su empresa porque eso es lo que hacen mejor, pero no piensan en dónde está la empresa en términos de la industria.”

Una solución es abrir la oportunidad a grupos de interés para que asesoren a la empresa para generar buenas ideas sobre la dirección estratégica, pero sin derecho a voto. Incluso cambios significativas a un legado que lleva una empresa es buena idea, si la industria en la que están pasa por un momento de disrupción importante.

Longevidad

Que las personas tienden a vivir más tiempo y evitar el retiro añade una nueva faceta de la empresa familiar dinámica, dice Herz Brown. “Ya no estás pasando el bastón  de una generación a la otra y  se retiraba la generación de más edad , como solía pasar hace 35 años. Hoy en día se tienen al menos tres generaciones trabajando juntas. La generación intermedia de los tres tiene un lugar único, uno donde su punto de vista debe ser reconocido pero corre el riesgo de ser pasado por alto.”

¿Cómo pueden las familias respetar el legado de un miembro mucho más antiguo y todavía activo de la empresa, mientras que, tal vez, se tengan que hacer grandes cambios en la empresa? ¿Cómo una familia que va creciendo cada vez más continúa apoyando a sí misma? Pueden las nuevas generaciones de liderazgo tener una transición demasiado tarde o demasiado pronto?

Las respuestas a estas preguntas, como muchas dinámicas de las empresas familiares, no están escritas en piedra, dice Herz Brown. Cada familia es diferente y debe ser evaluada por sus propias complejidades.

Tener una planeación que incluya a la familia y al negocio, aceptar que se tienen que hacer cambios, y reconocer la longevidad de los miembros son factores importantes a considerar para mantener funcionando una empresa. Si las empresas son complicadas por naturaleza, lo son más si se le agrega el término familiar. Los importante será mantener la armonía en el grupo.

El Autor

Carlos Barraza

Carlos Barraza

Business Administration and International Marketing graduated from Tecnológico de Monterrey & Hochschule Pforzheim. Social Media Institute and Hubspot certified. Entrepreneur and blogger.

Sin Comentario

Dejar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *